El Hospital 72 del IMSS en Tlalnepantla Auténtico Monumento a la Ineptitud

Comentarios desactivados
El Hospital 72 del IMSS en Tlalnepantla Auténtico Monumento a la Ineptitud
Share Button
  • La calidad y la calidez se ha transformado en prepotencia, despotismo, desorganización y suciedad
  • Denuncian incapacidad e ignorancia del director de este nosocomio

Por: RENATO LEBLANCK

TLALNEPANTLA DE BAZ.-La Clínica Hospital 72 del Instituto Mexicano del Seguro Social de esta ciudad, se ha convertido en el máximo monumento a la ineptitud, la incapacidad y la suciedad, pues lejos de cumplir sus elevadas funciones de atención a la salud de los derechohabientes y sus familias, su personal médico y de enfermería, son irresponsables, déspotas, groseros e ignorantes.

Así lo denuncian derechohabientes que aseguran que el IMSS, una institución que buscó la superación, hoy en día se ha convertido en una auténtica vergüenza debido a casos como el Hospital 72 del Valle de México que es una pesada carga que lejos de aliviar los problemas de los trabajadores, los agrava y complica.

El mejor ejemplo lo representa este flamante Hospital 72, cuyo director es un sedicente médico, que inclusive se oculta tras el hermetismo, pues al momento de investigar su nombre, se trató de ocultarlo, precisando que se trata de Rodolfo Andrade Ortega o Pedro Luis Vargas Hernández. En cualquier caso el resultado es el mismo, pues lejos de cumplir con las funciones para las que le pagan, se dedica a todo menos a dirigir a esta institución con un sentido de ética profesional y responsabilidad social, señalan nuestros denunciantes.

Seguramente, acusan los afectados, el presunto director, es un sujeto inescrupuloso, al que solo le importa el jugoso salario que recibe por no hacer nada, lejos de atender las apremiantes necesidades de quienes llegan a esa institución con algún problema de salud.

Materialmente son letra muerta los postulados de calidad y calidez, pues en esta clínica hospital 72, ubicada en la Av. Filiberto Gómez, esquina Gustavo Baz, en esta ciudad de Tlalnepantla, no hay calidad en sus servicios y mucho menos, calidez, pues la actitud despótica de los médicos y de las enfermeras, así como la desorganización que priva en materia de atención médica, muestran una institución decadente y deshumanizada.

Un ejemplo nos lo dice, entre otros muchos casos, la señora Rocío Galindo, que a punto de dar a luz, sufrió malos tratos de los médicos y enfermeras, y encontró las instalaciones de este hospital 72 del IMSS tan sucias que prefirió buscar los servicios de una clínica particular, “pues estaba en juego mi vida y la de mi pequeña”, nos dice.
En materia de consultas médicas ni se diga. Priva la más absoluta desorganización.

Por lo que los derechohabientes que denuncian estas graves irregularidades, demandan ahora del Delegado de esta zona del IMSS, medidas urgentes y drásticas para devolverle a la clínica hospital 72, la eficacia y el rostro humano que debe de tener.

Comentarios cerrados.