Escucha Adelante Radio

Credibilidad, Mayor Reto a Vencer: Delfina Gómez

Comentarios desactivados en Credibilidad, Mayor Reto a Vencer: Delfina Gómez
Credibilidad, Mayor Reto a Vencer: Delfina Gómez
Share Button
  • Quien pierde su identidad ya no sirve para servir, afirma la precandidata de MORENA a la gubernatura
  • Los jóvenes y la gente están cansados de ver al político solo en elecciones

Por: JOSÉ CARLOS O´FARRILL HERNÁNDEZ

ENTREVISTA EXCLUSIVA PARA ADELANTE RADIO Y EL DIARIO ADELANTE EN LA NOTICIA CON LA PRECANDIDATA DE MORENA AL GOBIERNO DEL ESTADO DE MÉXICO, DELFINA GÓMEZ ÁLVAREZ

Pregunta de José Carlos O’Farrill: De directora de una escuela a presidenta municipal de Texcoco. Ahí empieza este camino político. ¿Cómo dio este salto?

Delfina Gómez: Agradezco el haberme dado este espacio para poder dirigirme a todos los que te escuchan. Muchas gracias.

Esto empieza a través de una invitación que me hacen llegar de poder participar en la contienda electoral como presidenta municipal en Texcoco. Junto con ello viene la necesidad, o sentir yo la necesidad de hacer algo por Texcoco. Texcoco en ese tiempo tenía muchos problemas de falta de atención a la ciudadanía. No había buena atención de servicios públicos. Yo como ciudadana lo vivía al caminar de la escuela a tu casa y ahí veía muchas necesidades en el municipio. Como todo ciudadano me quejaba. Como  todo ciudadano lamentaba mucho que se tuviera ese tipo de atención a la ciudadanía y justamente en ese momento me hacen la invitación de participar. Yo, en un principio no quería, porque uno piensa que para llegar a ser funcionario o tener un cargo de presidente municipal tiene que tener uno gran perfil; o también el desconocimiento sobre algunas cuestiones públicas. Sin embargo, me dije que esta era una gran oportunidad para demostrarme si es posible poder gobernar o no gobernar un municipio, partiendo de las necesidades de la ciudadanía, afortunadamente la gente tiene la gran humildad para poder decir que la gente me tuvo la confianza y eso es muy valioso. Empieza la contienda electoral, empiezo a platicar con la gente, las visitas a las comunidades y pues salgo electa como presidenta municipal en Texcoco y ahí empieza esta gran experiencia maravillosa que me permite ver que sí se puede gobernar desde otra perspectiva muy cercana a la gente con una asignación de recursos, más hacia las necesidades de la gente y una transparencia.

José Carlos O’Farril: Antes había que traer una carrera política, es decir, que primero ser regidor o síndico, luego diputado y ya después presidente municipal. Esto ya ha cambiado podría ser por ese hartazgo que hay por parte de la población, pero también se requiere tener un equipo para poder gobernar un municipio, ¿Usted cómo le hizo? Ya que de la teoría a la práctica hay un gran trecho.

Delfina Gómez: Yo creo que la parte esencial y lo que me dio la oportunidad para hacer una buena administración,  fue precisamente el equipo. Yo también parto de la idea de que no se puede trabajar solo, sino es a través de un equipo, pero que tenga el perfil  para poder desempeñar un cargo. Yo lo que hacía era llevar un seguimiento y una evaluación de lo que la gente nos pedía, pero afortunadamente me hice de un buen equipo de gente comprometida que sí venía a trabajar por el municipio. Incluso algo que yo tenía que reconocer era que dentro del cabildo yo tenía; priístas, panistas, perredistas, de diferentes corrientes y ellos también se sumaron a este esfuerzo, donde lo primero que se hizo como gobierno fue bajarnos el salario el 10% tanto una servidora como los regidores y como los directores de primer nivel.

José Carlos O’Farril: ¿Qué sueldo tenía el presidente municipal antes de que usted llegara?

Delfina Gómez: Fíjate que eso sí no me di a la tarea de investigarlo, solamente nos bajamos el salario el 10%. Yo ganaba 18 mil pesos quincenal aproximadamente, entonces yo me imagino que ellos ganaban como 20 mil pesos, pero eso nunca me di a la tarea de investigarlo, pero nosotros nos bajamos el 10% y afortunadamente los regidores tuvieron también esa sensibilidad de decir que si a Texcoco lo recibimos con una deuda de cerca de 200 millones de pesos, los proveedores nos iban a pedir lo que se les quedo adeudado de la anterior administración. Así como nos dejaron con 5 patrullas y 3 que estaban descompuestas. Entonces teníamos a Texcoco muy complicado, como en bomberos donde los camiones no servían, les faltaban llantas, les faltaba atención mecánica y bueno hubo esa sensibilidad de todo el equipo. No hubo compra de carro para ningún funcionario, porque llega una administración y llegan todas las agencias a ofrecerte todas las camionetas, a ofrecerte toda la flota de carros para los funcionarios, pero nosotros no compramos carros para ningún funcionario, todo lo que se compró y en un mes y medio fueron 50 patrullas que era lo que nos interesaba y fue directamente para la atención a los ciudadanos, pero fue un esfuerzo que se hizo de todo el equipo ya que el equipo trato de hacer lo mejor con menos recursos y así se lograron hacer muchas cosas.

José Carlos O’Farril: Eso es lo que tiene que hacer un Presidente Municipal, es hacer lo más eficiente posible el recurso y brindar los servicios públicos. Ya olvidémonos de las obras de relumbrón, ya con que tengan las calles en buen estado, limpias, el alumbrado, el agua, yo creo que con eso podemos hablar de una buena administración municipal.

Delfina Gómez: Sin duda,  fíjate que yo me di cuenta a través de esta experiencia que efectivamente, el utilizar bien los recursos no es hacer muchas cosas, ya que dinero sí lo hay, recursos si los hay, el problema es que luego no se sabe aplicar bien. A veces en los gastos de representación, por ejemplo, yo no aceptaba ninguna nota que fuera de algún restaurante y que fuera a pagar la administración. Sí alguien quería ir a comer al algún buen restaurante, algo que tiene su derecho, pues que lo pague de su bolsa, porque a veces ya todo quieren que salgan de los gastos del erario público y entonces lo que pasa es que lo que pudiera ser para un centro de salud, una buena atención de parques y jardines o comprar un jirafa para lo que es el alumbrado, pues todo se iría en gastos de representación, que es algo que yo estoy muy en contra, porque un funcionario público con lo que gana si le alcanza muy bien, ya no tiene por qué estar sacando del dinero que es de la gente y para la gente.

José Carlos O’Farril: ¿Cómo le tocó Texcoco cuando usted llegó, que es lo que no le gustaba y que fue lo que cambió?

Delfina Gómez: A mí lo que no me gustaba era precisamente el servicio que se daba como Ayuntamiento, desde la atención a las necesidades básicas a los ciudadanos, como la atención humana. Al servidor público sí lo querías ver lo tenías que ir a buscar a una cafetería porque ya sabíamos que a tal hora los funcionarios estaban tomando su café, ya sabíamos a qué hora se iban al gimnasio. Entonces lo que yo veía era que no había una buena atención a la ciudadanía.

La segunda es la falta de sensibilidad que hay en muchos funcionarios, ya que si llegaba una gente con una buena apariencia el trato era muy diferente  y más rápido que si llegaba una persona de apariencia sencilla en su vestido. Y además no había una planeación de trabajo permanente en la administración.

Por lo que, lo que llegamos a hacer nosotros fue tener una imagen de un servidor público, ya que yo les pedía a los empleados es que debían estar en su trabajo a las 7 y media de la mañana en la presidencia, yo también checaba en el reloj checador, ya que yo como maestra tenía esa disciplina y un hábito, yo llegaba y checaba a esa hora, porque fue una de las cosas que me dijeron cuando yo decidí participar como candidata. Fue, mire maestra sí usted quiere ser candidata a la presidencia municipal hay tres cosas que no tiene que perder de vista. La primera es que aquí no se va a venir a hacer millonaria, va a tener un salario oneroso, justo para lo que debe de ser, pero no más allá.

Segundo, va a tener horario de entrada, pero no va a tener horario de salida, porque como servidor público, uno se debe a la gente, por ello diario entrabamos a las 7 y media de la mañana y salíamos 9 o 10 de la noche cuando bien nos iba, porque había veces salíamos un poco más tarde.

Y tercero, no perder su identidad, no perder sus raíces, porque a veces un servidor público, incluso secretarías, que no son regidores o de algún otro nivel, pero parecen globos aerostáticos, ya que se suben y no se bajan hasta después de 3 años. Por ello, si un político que pierde su origen, que pierde su identidad ya no sirve para servir.

Y bueno eso es lo que hicimos, a mí no me costó trabajo porque tenía esa enseñanza como maestra.

José Carlos O’Farril: A final de cuentas usted estudió Ciencias de la Educación, tiene una maestría, pues, ¿llegó a educar a todo su equipo de trabajo en ese aspecto?

Delfina Gómez: Esto fue un intercambio. El equipo me enseñó a ver lo que era la política, a ver lo que era la cuestión de la administración, de las necesidades. Pero yo les enseñé lo más importante, y que yo caigo en eso, de que hay veces que no hay que tener tantos estudios para poder servir a tu pueblo, si realmente tú quieres servir a tu pueblo y te conduces con honestidad, no hay mucho que aprender, si tienes un buen equipo.

José Carlos O’Farril: ¿Cuál fue el reto más fuerte que enfrentó como presidenta municipal de Texcoco?

Delfina Gómez: El reto más grande fue lograr la credibilidad y el respeto de la gente. Cuando inicié pues me decían que era una maestrita, es una mujer, ¿que nos va a venir a enseñar ésta que no tiene nada de experiencia política? Otros, si le apostaban a la maestra, me decían que tenía su apoyo, porque conocían mi trabajo como maestra, entonces ese fue el gran reto de poderme ganar a pulso el respeto y el reconocimiento de la gente y afortunadamente me lo gané y ahora te puedo decir que salgo de tu casa y a veces me vengo en camión a la Ciudad de México, porque a mi algo que me apasionaba mucho era, yo estudiaba la licenciatura en la UPN de Azcapotzalco, entonces me venía a las 5 de la mañana en camión, toda mi vida fue en camión y como que se acostumbra uno al camión. Entonces, cuando tengo la oportunidad me vengo al Centro, me gusta mucho el Zócalo de México, me vengo a caminar y cuando me encuentro a la gente en el camión o cuando voy a algún centro comercial, me tardo un buen rato porque la gente me saluda, se para a saludarme, se para a decir maestra que gusto verla, yo creo que esa es la mayor satisfacción que tengo, no necesitas que nadie te cuide, la misma gente te cuida, la misma gente te procura, la misma gente te atiende y te apapacha y yo digo que más puedo pedir sino agradecer a los texcocanos por esas muestras de afecto, por esas muestras de confianza que tuvieron en una servidora.

José Carlos O’Farril: De ahí a Diputada Federal, en donde arrasó en las elecciones, pero la diputación ya es otra cosa y cambia drásticamente. ¿En la Cámara es más o menos la discriminación?

Delfina Gómez: En la Cámara lo que llega a pasar es que de momento, entre tantos te pierdes y algo que a lo mejor en mi caso yo lo veo como, quizá un logro es que lamentablemente se manejan muchos intereses, entonces tu puedes dar una iniciativa muy buena. Como presidenta tu decidías, tu hacías y se veía, como diputada das una iniciativa, la presentas y puedes tener todos los elementos necesarios para defenderla, pero la votación es la que determina si pasa o no pasa y en ocasiones lamentablemente se ve más la cuestión de partidos de lo que la ciudadanía necesita.  Entonces de momento yo pienso que pasas desapercibida, sino te sabes mover, sino sabes gestionar, cosa que yo no sé hacer porque no me nace y además el tipo de cabildeo muy corrupto, a mi esa parte si me costó mucho trabajo, por lo que a mí me gusto más la función de presidenta que como diputada.

Aprendes mucho de la cuestión legislativa, pero yo creo que no es el aprender sino es el aplicar y falta mucha aplicación de leyes en nuestro gobierno y en nuestras diferentes instancias gubernamentales.

José Carlos O’Farril: ¿Hubo bono navideño para la diputada?

Delfina Gómez: No, lo que marcó la ley para todos los diputados de MORENA, no se aceptó ese bono al igual que renunciamos al seguro de gastos médicos mayores y se hizo como un acto de justicia ante todo lo que se ve en la realidad. Ahora que he estado visitando los municipios en verdad da mucha impotencia de ver gente que no tiene ni para el pasaje para ir a una consulta médica, que no tiene para el medicamento. Sí yo te enseñara las peticiones que yo tengo como diputada, de 600 peticiones que nos han hecho llegar, yo te podría decir que el 90% son de necesidades básicas, o sea no es que pidan algo que vaya más allá de las necesidades básicas. En lo que se refiere a salud, yo digo que como es posible que haya gente que se muere por falta de atención médica y un diputado tenga su seguro médico de gastos mayores y eso es una incongruencia, y así como eso también decíamos porque no un diputado se reduce al 50% su salario, si realmente se fue a pedir el voto, se fue a pedir la confianza de la gente y tanto discurso y tanto que decimos.

Cuando MORENA planteó la situación de que se descontara el 50% y que se fuera a salud, a educación, a cultura, a deporte para los jóvenes pues ningún diputado quiso dar su 50%, entonces ahí decimos pues ahí hay una incoherencia. MORENA sí está aportando su 50% para las universidades y lo hace con mucho cariño, porque el funcionario tiene que retribuirle algo a la ciudadanía. Delfina, por ejemplo, nunca pensó en ganar lo que está ganando, o sea como directora yo ganaba un buen salario, pues además tenía carrera magisterial, pero hay muchos diputados que no tenían más del salario mínimo; llegan ahorita y porque no retribuirle algo a su gente, a quien gracias a ellos tenemos muy buenos beneficios y por ello, si renunciamos a muchas cosas como una manera de crear un actitud de justicia, de reclamo hacia que le bajen a la gente que realmente lo necesita.

José Carlos O’Farril: Usted estaba en varias comisiones dentro de la Cámara, pero al final usted estaba activa solo en una la cual tiene un nombre muy extraño y me gustaría que nos dijera ¿Qué con esa comisión de fortalecimiento al federalismo?

Delfina Gómez: Esto del fortalecimiento al federalismo es apoyar de manera legal y con base a algunos principios, la cuestión de fortalecer a los municipios, de fortalecer la acción de los municipios, de la acción de los gobiernos de los estados. En esta comisión se presentó una iniciativa que indica que el recurso que se asigna a los municipios no pase a los estados, porque hay una política de que si se asigna un presupuesto a un municipio tiene que pasar por el estado y el estado será quien después lo asigne al municipio. Lo que partía de eso es que ese recurso pase directamente al municipio, porque si no luego el presidente tiene que ver al gobernador y eso es parte de lo que se hace en esta comisión.

José Carlos O’Farril: ¿Que hace una promotora de la soberanía nacional?

Delfina Gómez: Cuando se hace esta asignación de comisión, porque es una comisión. Mis funciones principales eran tres. Uno, el fortalecer la imagen de MORENA a través de platicar con los militantes, con los ciudadanos, con la gente que quizá tiene la intención de saber que se hace y como se hace en MORENA y que conozcan nuestros principios, que conozcan hacia dónde queremos ir. Esto se hizo a través de la visita directa a los municipios, de hecho la primera tarea fue visitar los 125 municipios, para precisamente fortalecer la imagen y visitamos los 125 municipios porque partimos de la idea de que debemos estar cerca de la gente, no podemos conocer la realidad sino estamos cerca de la gente y ver con propios ojos lo que está pasando en ese municipio, en esa comunidad.

Segundo, porque la gente tiene la necesidad de ser escuchada y a MORENA también le gusta escuchar a la gente.

La otra función que tenía fue la creación de comisiones de participación. Nosotros ahorita tenemos integrados en cada municipio unos comités que están integrados por ocho personas, ahora los 8 se dedican a la promoción de lo que es MORENA y en su momento a la promoción del voto, pero también después se van a dedicar a la defensa del voto, porque haciendo una evaluación en MORENA, vemos que lo que le ha faltado en las anteriores elecciones es la defensa del voto. No había representantes suficientes en las casillas para defender el voto y eso provocaba que hubiera alteración de resultados, pues a lo mejor por las malas prácticas que se realizaban dentro de la misma casilla.

Y por último, tener los elementos necesarios para saber las necesidades de cada comunidad, porque también partimos de que a veces los gobiernos, realizan acciones que no tienen nada que ver con las necesidades de la gente. Que van a poner una fuente donde no hay ni agua, porque no conocen esa realidad y lo que hacemos en esas visitas junto con el equipo, se registraban las necesidades. Entonces vemos las necesidades, como por ejemplo que la gente pide que se le ponga un médico, o una enfermera, porque tendrán el centro de salud, pero no tienen médicos o enfermeras y entonces tienen que ir al poblado más cercano, pero en ese transcurso se les moría la gente. Otro, nos solicitan los campesinos apoyo con los  recursos necesarios para poder echar lo que es el campo.

Esas fueron mis tres funciones como promotora: Dar a conocer a MORENA, fortalecer los comités y conocer las necesidades de la población.

José Carlos O’Farril: ¿Una especie de campaña?

Delfina Gómez: No lo veo así, porque incluso nuestros coordinadores también lo hacen. Tenemos enlaces que hace exactamente lo mismo en su justa dimensión, dentro de su comunidad, dentro de su entorno, por lo que yo no lo veo como campaña porque nunca se les pidió el voto, pero sí que nos conozcan como MORENA.

Se me hace muy burdo llegar a pedir la afiliación sin saber ni porque, ya que hay veces que llegan a tocar la puerta cuando necesitan el voto. En cambio la gente agradecía con un gracias por venir, pero yo decía no tienen que agradecerme nada, ya que esto es parte de la función de un servidor público, es parte de alguien que se metió a un partido o a un puesto, pues hay que desquitarlo y hay que hacer lo que nos toca. Esa es la nueva política que hay que hacer, hay que estar informado, que conozca a la gente, que participe, ya que una persona que no participa, no sabe pedir, no sabe exigir, no sabe proponer.

José Carlos O’Farril: ¿Hay mucha apatía?

Delfina Gómez: Ahorita yo empiezo a sentir que no, o sea sí había apatía, me preocupaban los jóvenes, que pasa con los jóvenes que a veces dicen que para que voy a emitir una opinión o un voto, una decisión sí siempre es lo mismo, no se toma en cuenta y esta esa falta de credibilidad del funcionario. Ahora afortunadamente yo sí estoy viendo es que los jóvenes a través de las redes que es algo muy importante y que eso nos viene a ayudar a que haya más información, pues los jóvenes ya no están tan cerrados, tan desinformados, hoy ya los veo con más participación aunque todavía está ese reto de quitar la imagen tan desprestigiada del funcionario y yo creo que podemos empezar y yo invitaría a los jóvenes a que se integren, sería bueno que dentro de un gobierno hubiera jóvenes porque ellos son los que pueden hacer la diferencia. Ellos no están nada amañados, ellos van por sus ideales, tienen esa chispa, tienen ese deseo de servir y eso es importante.

DELFINA GÓMEZ Álvarez, precandidata de MORENA al gobierno del Estado de México.

Comments are closed.

essay on the glass castle
descriptive essay on food
essay about human development
thesis proposal to buy
help with writing essay
argumentative essay on capital punishment