Espectaculos

Última novia de Cerati rompe el silencio

es9d

Después de la muerte de Gustavo Cerati, la modelo argentina Chloe Bello, última novia del cantante, rompió el silencio y publicó un emotivo mensaje en su cuenta de

Instagram.

La maniquí de 25 años compartió una foto de ambos besándose y escribió:

 “Amor de mi vida, no tengo palabras… No sé ni lo que escribo ante este dolor. Solo sé que te ame desde el primer día, y gracias a DIOS nos pudimos dar el lujo de sentir de que se trata el verdadero amor tan rápidamente.

“Por eso te voy a agradecer infinitamente toda mi vida. Vas a estar en mi corazón hasta el día que suba y podamos estar finalmente juntos, porque te extraño dolorosamente.

 “Por favor disfruta de todo allí arriba, volá, flota y sé tú maravilloso ser. Te recuerdo en todo, en todo momento. Latís fuertemente en mi corazón como en el de muchos más que te quieren. Tu luz sigue brillando muy muy fuerte. Esto no es un adiós, sino un hasta luego. Te amo y amaré siempre, mi gordo payaso. Tu jirafa, Chloe”.

La modelo ha causado polémica en recientes días, pues trascendió la versión de que la familia del exlíder de Soda Stereo la habían responsabilizado indirectamente de que Cerati cayera en estado de coma ya que ésta le pedía que consumiera Viagra y al ser combinado con drogas y alcohol colapsó su salud, según el portal argentino Crónica.

Medios locales informaron cuando el músico fue recién internado que una empleada del hospital Fleni dijo que los exámenes determinaron que la presión de Cerati no se elevó debido a “un estado de euforia repentino, sino a una ingestión de alcohol mezclado con pastillas para prolongar la actividad sexual, algo que tenía prohibido porque era hipertenso”.

Joan Rivers llegó a pensar en el suicidio

es10bConsciente del paso del tiempo, la conductora Joan Rivers comentó en una de sus últimas entrevistas que prefería acabar con su vida antes de que enfrentar enfermedades como el Alzheimer.

“Si acabo teniendo Alzheimer, lo siento, pero no cuenten conmigo. Me preocupa subirme al escenario y terminar contando el mismo chiste tres veces. No quiero que la gente pueda decir de mí: ‘Estaba comiendo puré de patata y ensuciándose hasta las cejas'”, explicó a “The Sun”.

Rivers también pensó en esa opción luego del suicidio de su esposo, Edgar Rosenberg, en 1987. Su marido, quien era su manager, tomó la decisión luego de que el show de Joan fuera cancelado.

Así lo explicó el pasado julio para “The Daily Beast”:

“Fue como ocho meses después. Melissa (la hija de Joan) no me hablaba, mi carrera estaba en el excusado, había perdido mis contratos en Las Vegas. Había sido despedida de Fox. Carson y la NBC (él fue quien impulsó su carrera en Tonight Show) habían hecho muy mala publicidad de mí. Era una paria. No me invitaban a ningún lugar. Era una no-persona. En un momento pensé, ‘¿cuál es el punto? esto es estúpido'”.

Rivers comentó que quien la salvó fue su perro Spike, pues pensó que nadie cuidaría de él. “Estaba sentada en esta gran casa vacía en Bel Air, con el teléfono de cinco extensiones que ya no necesitaba. Tenía la pistola en mis piernas y el perro saltó sobre el arma. Doy conferencias sobre el suicidio porque las cosas cambian. Le digo a la gente que este es un horrible momento, pero cambiará. Miro hacia atrás y pienso ‘la vida es grandiosa, la vida sigue, cambia'”.

La presentadora comentó en la entrevista con “The Sun” que temía morir en una cirugía estética, pero no le importaba asumir los riesgos de la anestesia. “Confío en la cirugía estética para hacer que la gente se sienta mejor”, señaló.

Rivers falleció el pasado jueves a los 81 años luego de varios días en coma por problemas derivados de una operación en las cuerdas vocales.

El domingo se realizó su funeral en Manhattan tal y como ella lo quería, al estilo Hollywood.


essay on the glass castle
descriptive essay on food
essay about human development
thesis proposal to buy
help with writing essay
argumentative essay on capital punishment