• Comerciantes en pequeños empiezan a sentir las bajas ventas

Por: SAUL HERNANDEZ

MIEDO ES lo que aún se respira en el ambiente, mismo que las autoridades no terminan de aplacar entre la sociedad con su urgencia de poder dinamizarla y evitar que muchas cosas caigan en recesión como es la economía.

Sin duda temas urgentes y de atención prioritaria, pero si la sociedad de antemano ya tenía el miedo con el embate de la delincuencia, ahora con la inseguridad es mayor.

Hemos señalado cuál es la urgencia de la autoridad en regresar a las aulas?, lo peor del caso es que el tema del sismo y ola inseguridad en la infraestructura se está polemizando, por el hecho de que la autoridad no tiene suficiente personal para poder visitar las escuelas y concluir que éstas se encuentran bien o hay que hacerle reparaciones o bien construirla de nuevo.

Y debido a ello los maestros también en su justo derecho de tener un espacio seguro, no regresarán a las aulas sólo porque algún director lo dice, lo peor del caso es que tampoco el director en cuestión tiene el poder de convocatoria para poder solicitar a los padres de familia su asistencia, para poder intentar siquiera regresar a la actividad, quizá en una acción de asistencia externa.

Ahora bien, si esto no fuera poco, tenemos el hecho de que la red hidráulica no se ha recuperado y los trabajos que ya se hacían para volverla a la normalidad fueron nuevamente afectados o bien, hubo otras afectaciones mayores que ahora impiden la regularización de la dotación del vital líquido, donde ya hasta los vecinos están discutiendo por la dotación del mismo.

Por tanto, tenemos que si en verdad la autoridad quiere recuperar esa dinámica social lo más pronto posible, tienen que echarle velocidad a la recuperación de la normalidad de los servicios y nos referimos básicamente a los del agua y energía eléctrica; en primera instancia y, quizá de la mano, poder hacer un grupo interdisciplinario de profesionales que ayuden a la evaluación estructural de las escuelas para que éstas determinen su situación y se puedan realizar acciones al respecto, de lo contrario, por más que quieran dinamizar las cosas difíciles serán la recuperación de la economía, misma que ya empieza a pegar a comerciantes en pequeño y quizá medianos, precisamente por el temor dela ciudadanía a que se registre otro movimiento telúrico.

La autoridad no puede por palabra o por saliva decir que las cosas están bien, no, ahora lo tiene que certificar con hechos, y más le valdría que sí, por el tema de las elecciones venideras, que con los días que pasan y conforme se van acercando los tiempos de definición, al parecer no la tendrán tan fácil y hablamos de todos los partidos y sus actores, que sin duda serán el fiel de la balanza, pero eso será otro tema que pronto tendrá importancia.

En calidad de mientras diremos que las autoridades de los tres niveles de gobierno aún se ven lentos con las respuestas que urgen a la sociedad, sobre todo para poder volver a la “normalidad”.

Y  ya dije.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here