Por: ELIGIO GOMEZ BADILLO

Con la salida de Margarita Zavala del PAN, este partido se desmorona, pues poco a nada podrá hacer por hacer un buen papel en los comicios del 2018, y digo un papel al menos decoroso, dado a las pocas posibilidades que tienen los panistas aún y con la alianza, (léase) “Frente Ciudadano por México” que de ciudadano no tiene nada, más bien debería de llamarse “frente bipartidista” el cual lo conforman los partidos del PRD, Movimiento Ciudadano y PT, estos últimos partidos, que se han convertido en rémoras, toda vez que como partidos en caso de buscar ya sea la Presidencia de la República, diputados federales, locales, por si solos, estarían en la antesala de perder el registro como institutos políticos, lo mismo ocurre con Nueva Alianza y el PVEM, los una vez que traicionaron al PRI, se dice que también podrían “vender su amor”, al frente ciudadano que como lo mencionamos,  que dista mucho de ser ciudadano,  solo hay que ver que desde este momento ya andan a la greña, con eso de que cada uno pretende imponer a su delfín a la presidencia de la república.

Por lo pronto la salida de ex primera dama, Margarita Zavala, para buscar la presidencia de la república como candidata independiente, esto podría provocar el éxodo de un gran número de panistas, aunque desde este momento sus jilgueros  pregonan que eso no sucederá, hay quien piensa lo contrario, pues existen militantes panuchos que no comulgan con la decisión arbitraria del prepotente líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, de hacer alianza, con el PRD partido que se ha ido diluyendo gracias a la ambición y tacto político de sus dirigentes que han hecho de este partido un verdadero cochinero, que ha sido bien aprovechado por el Patriarca Andrés Manuel López Obrador, pues gran parte de los perredistas han emigrado a Morena, y no crea amable lector que para ayudar a la gente, sino para saciar, su apetito económico y político, pues, vivir fuera de presupuesto es vivir en el error y ellos bien que lo saben.

Pero como siempre suele suceder de la crisis política que hay al interior del PAN, el Ricardo Anaya en su afán de desvirtuar la incapacidad que lo ha caracterizado le echa la culpa al PRI, diciendo que el revolucionario institucional está detrás de los problemas que aquejan a los panistas, en pocas palabras trata de limpiar sus culpas a costillas del gobierno Federal y del PRI.

Aunque parezca una historia de terror; caro lector lo no va a creer pues resulta que el inmaculado con eso de que asiste todos los domingos a misa, para pedir que sus recaudadores no le fallen con su diezmo, me refiero, a AMLO, con eso de que me da pereza decir todo su nombre, les cuento, que vio con buenos ojos la renuncia de Margarita Zavala, a la que le deseo buena suerte, vaya usted a creer tanta hipocresía del Mesías.

Ya que hablamos de políticos hipócritas, prepotentes, que solo buscan el bien personal, que cuando ostentan el poder se olvidan de quienes confiaron en ellos, creo que me quede corto, me refiero al ex presidente municipal de Ecatepec, Pablo Bedolla López, seguramente ya nadie se acuerda de este personaje, sin embargo, en radio pasillo de este municipio hay rumores en el sentido que el controvertido Bedolla López, buscara por segunda vez la silla municipal. Según los enterados, Bedolla López para meterles miedo a sus posibles contrincantes anda vociferando que la amistad que lo une con el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, lo podría ubicar como uno de los favoritos para ser ungido a la alcaldía de este municipio. Seguramente Bedolla López ha de pensar que los ecatepequenses no tienen memoria y que solo esperan la oportunidad para cobrarle la factura.

Como colofón, les comentó que entre los posibles aspirantes a una diputación local se encuentra Isis Ávila y Norma Ponce, quienes conocen de su trayectoria no dudan que ambas mujeres garantizan el triunfo del PRI, en el distrito que les pusiese tocar. (En calidad de mientras nos leemos el próximo jueves).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here