El mexicano Rodrigo González se adjudicó la medalla de oro de la Copa Mundial Sarasota 2017, un triatlón que se convirtió en duatlón por algas en el agua, y que, por las severas condiciones climatológicas, las distancias fueron reducidas.

González, que pasa por gran momento, dominó la competencia, pese a cumplir una sanción de 10 segundos en la transición para la bicicleta. Este fue su segundo triunfo en tercer podio del año en la temporada 2017.

“Fue una semana bastante dura, corrí el fin de semana pasado en Weihai y luego quedé atrapado en el aeropuerto de Pekín, perdí mi bicicleta en Dallas, me quedé atrapado en la inmigración por dos horas y perdí el briefing, así que me gané la penalización.

Pero sabía que todas esas cosas me harían más fuerte, así que estoy muy contento de haber podido usar todo eso. En mi cabeza pensé, esto es sólo otra cosa que tengo que pasar y estoy tan feliz de haber podido tener una buena carrera hoy “, dijo González de su victoria.

La medalla de plata fue para el belga Marten Van Riel y el bronce se lo llevó el local Kevin McDowell.

Con las temperaturas subiendo durante toda la tarde, se tomó una decisión antes de la carrera que acortó la competencia a un recorrido de sprint-distancia.

Además del cambio en el formato de la carrera, días antes, el triatlón original se convirtió en duatlón, lo que significaba que los hombres de élite completarían una carrera de 2,5 kilómetros, una bicicleta de 20 km y una carrera.

Así comenzó la carrera con los mexicanos González y Crisanto Grajales en la punta. El esfuerzo adicional vino con el hecho de que tanto Grajales como González entraron en la carrera sabiendo que tenían que cumplir con una pena de 10 segundos por no haber podido participar en la competición el jueves.

Por lo tanto, la estrategia entró en efecto y terminaron la primera etapa y cumplieron la pena.

El resto de la lista de participantes con sólo un breve curso de tres vueltas de bicicleta, no tuvo rupturas, lo que significó que la segunda transición sería muy concurrida y la carrera se determinaría en la segunda manga.

Imitando lo que pasó en la primera, Rodrigo salió disparado y tomó la primera posición con Grajales justo en su hombro.

Una vez que comenzó la segunda vuelta, McDowell y Van Riel se adelantaron al pelotón e hicieron un hueco para ocupar el tercer y cuarto puesto.

En la vuelta de la campana parecía que dos mexicanos harían el podio, pero Grajales comenzó a retirarse y disminuir su ritmo, lo que permitió que McDowell y Van Riel para hacer sus movimientos y pasar a Crisanto.

Rodrigo nunca vaciló y mantuvo su ventaja intacta para llevarlo hasta el final de la línea de meta y reclamar el título de Sarasota. Fue su segunda copa mundial de oro de la temporada después de que ganó en Chengdu a principios de esta temporada.

McDowell y Van Riel entonces lucharon por los dos puntos adicionales, pero en última instancia fue Van Riel que ganó la ventaja y llegó a recoger la plata. El bronce entonces fue a McDowell, que ganaría el título del campeonato nacional de los Estados Unidos.

El mexicano Rodrigo González se colgó la medalla de oro en la prueba de triatlón de la Copa Mundial Sarasota 2017.

A pesar de algunas dificultades, el mexicano pudo subir al podio floridense, acompaño por el representante de Bélgica y de EE UU.

Con esta, es la tercera ocasión que el mexicano asciende a un podio durante este 2017.

México Rescata Empate con Irak

 Pese a que fue mejor en el trámite general, la Selección Nacional de México apenas fue capaz de rescatar el empate a un gol frente a su similar de Irak, en partido de la primera fecha del Grupo F de la Copa del Mundo sub 17 India 2017.

Mohammed Dawood adelantó al cuadro asiático al minuto 15, mientras que Roberto de la Rosa logró el tanto del empate al 51. Con este resultado ambos equipos llegaron a un punto en dicho sector.

Un descuido en el cuadro bajo y la falta de creatividad al frente le costó al campeón de la CONCACAF no comenzar de la mejor manera esta competencia en la que fue mejor que su adversario, pero sin ser capaz de reflejarlo en el marcador ante un rival que sólo buscó por el contraataque hacer daño y fue así como logró terminar con el cero.

Un mal achique en busca del fuera de lugar le permitió a Mohammed Dawood entrar sólo por el “corazón” de la zaga para enfrentar a César López, al que se quitó para definir al fondo de las redes al minuto 15.

El cuadro dirigido por Mario Arteaga tardó en reaccionar a este gol en contra, ya que más allá que monopolizaron el esférico no tuvieron la claridad futbolística para reflejarlo en el marcador.

La única ocasión de peligro que fue capaz de generar se dio al minuto 30 en un gran centro de Diego Lainez por izquierda a lado contrario donde Roberto de la Rosa conectó un cabezazo que reventó a horquilla para irse así al descanso.

El cuadro mexicano salió con otra actitud para el segundo tiempo, pero antes del empate una nueva falla en la zaga estuvo cerca de costarle la segunda anotación en una jugada en la que Alan Maeda abanicó un balón que Ridha tomó para quitarse al portero, pero Sandoval en una barrida providencial alejó el peligro.

Tres minutos después el “Tri” logró el tanto del empate en un centro de Daniel López, que Abdulabbas Ayad no pudo cortar y el esférico le quedó a Roberto de la Rosa, quien sacó un punterazo pegado al poste para batir a Ali Ibadi.

Con la paridad, el cuadro latinoamericano agudizó la posesión del esférico, pero sin la creatividad para lograr una segunda anotación frente al cuadro iraquí, que sólo apostó por el contragolpe para recuperar la ventaja.

Diego Lainez fue el hombre más desequilibrante de México y cerca estuvo de darle la ventaja en una buena jugada individual en la que se quitó a un zaguero para sacar un disparo que llevaba dirección de gol, pero el guardameta Ibadi recostó perfecto a su derecha para mandar a tiro de esquina.

El “Tri” se lanzó de manera desesperada al frente por el tanto de la diferencia, pero más allá que tuvo el control del esférico no pudo salir con un triunfo que lo obliga más que nunca a sumar de tres, cuando enfrente a Inglaterra.

El arbitraje estuvo a cargo del rumano Ovidiu Alin Hategan, quien amonestó a Mohammed Ridha (34), Mohammed Dawood (79), Ali Raad (82) y Moamel Kareem (88), por Irak; mientras Carlos Robles (79) vio cartón preventivo por el cuadro mexicano.

La escuadra mexicana sub 17 arranco su participación en el mundial indio con un empate ante su similar de Irak.

Los leones de Mesopotamia se pusieron al frente en el marcador.

Fue hasta la segunda mitad de encuentro, cuando los mexicanos pudieron alcanzar a los iraquíes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here