(PRIMERA PARTE)

Por: JOSÉ CARLOS O´FARRILL HERNÁNDEZ

La carrera por el poder 2018 está aquí, los candidatos, aunque hoy en día en su figura de precandidatos, ya están en el escenario e iremos hablando en este espacio durante este proceso electoral.

El primero en la lista es por obligación quien más tiempo lleva en este oficio de las candidaturas y es el eterno Andrés Manuel López Obrador (que al igual que Cuauhtémoc Cárdenas se postula a ese cargo de elección popular por tercera vez) y quien ya está desacreditando a todo y a todos y adelantando que le buscarán robar la elección una vez más. Sin duda la tercera entrega de “proyecto de Nación” que hace el candidato de la esperanza no ofrecerá nada que no comentará en las dos candidaturas anteriores.

El pasado 4 de enero en una visita realizada a Temixco el precandidato de MORENA manifestó: “No quiero ser, soy muy consciente, no quiero ser como Santa Anna, no quiero ser como Porfirio Díaz, no quiero ser como Victoriano Huerta, no quiero ser como Carlos Salinas de Gortari, no quiero ser como Felipe Calderón, no quiero ser como Peña Nieto; quiero ser como Benito Juárez, como Francisco I. Madero y como el general Lázaro Cárdenas del Río”. Yo le diría al señor López Obrador que si no tiene idea de quiénes fueron o cómo fueron los mandatos de dichos personajes, mejor se dedique a otra cosa y de paso estudie un poco de historia. Durante años se ha puesto a Benito Juárez y Francisco I. Madero como grandes ejemplos a seguir, pero la verdad difiere mucho de lo que los mal hechos libros de historia de primaria nos han venido contando durante generaciones.

Para alguien que se dice patriota y que cree en la democracia, así como en el bienestar de una nación, debería de saber que Juárez entregó el Istmo de Tehuantepec a Estados Unidos mediante el tratado de McLane-Ocampo, acuerdo entre los Estados Unidos y el gobierno liberal de México, encabezado por Benito Juárez, firmado en el puerto de Veracruz en México, el 14 de diciembre de 1859. De no haber sido por la negativa de las cámaras, el tratado habría vendido a perpetuidad el derecho de tránsito por el istmo de Tehuantepec a los Estados Unidos, por un pago de cuatro millones de dólares, desde el puerto de Tehuantepec en el sur, hasta Coatzacoalcos en el golfo de México, y con la responsabilidad de México de emplear fuerzas militares para la seguridad de las personas que transitasen, esto sirvió para que se reconociera al gobierno de Juárez y consecuentemente derrotar a los conservadores. Juárez fue un hombre que se mantuvo en el poder violando la constitución para poder mantener el gobierno durante 14 años (en diferentes periodos) y que sólo la muerte se lo arrebató. Con esto no estoy demeritando el trabajo de Juárez debido a la situación histórica y política que vivía el país, afrontó grandes retos y realizó cambios importantes en la nación, pero sin duda nos pone a pensar cómo se puede usar de referente para alguien que se dice patriota y demócrata a un personaje de nuestra historia que no lo fue.

Por otro lado Francisco I. Madero para muchos, principalmente para los panistas, ha sido el mayor demócrata de la historia de nuestra nación  y  a quien se le debe la Revolución de México, pero sin duda Madero es en los anales de la historia el ser más soñador, ingenuo y bruto que llevó a un baño de sangre sin sentido a este país por no saber ni poder hacer las cosas, costándole la vida no sólo a él mismo sino a miles de mexicanos envueltos en una guerra que pudo haber sido más corta y menos sangrienta: la segunda parte de la revolución mexicana.

Por eso digo que cuidado, hay que escuchar lo que dicen los candidatos con mucha atención, recordemos a Vicente Fox que siendo candidato se le preguntó por qué siempre andaba de botas y sombrero a lo que respondió estar enamorado del mundo Marlboro, así es como los candidatos con sus declaraciones quieran o no nos están avisando cómo piensan y qué quieren hacer.

Sin duda la declaración de un pacto con la delincuencia causo una gran polémica. En su artículo de PROCESO del día 3 de enero el poeta Javier Sicilia cuestiona a AMLO debido a su declaración de amnistía a la delincuencia y cuestionando sí puede realmente dejar atrás todo el daño que han causado estos organismos delincuenciales a la población y a la nación simple y sencillamente en un acto de redención que proclama el precandidato de MORENA a la presidencia de la República.

Sin duda el análisis que podemos llegar es que AMLO entre más le peguen más lo quieren sus seguidores como diría el analista geopolítico Alfredo Jalife “De tanto golpearlo ya santificaron a AMLO”:

 “Para el que no tiene nada, la política es una tentación comprensible, porque es una manera de vivir con bastante facilidad.” (MIGUEL DELIBES)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here